CONTENIDO


Flexitarianismo

Flexitarianos:

¿Vegetarianos a medias?

Por Reina Delgado Lander

 

 

El flexitarianismo es una corriente de data reciente que se atribuye a aquellos que aun siendo vegetarianos, es decir con una dieta basada principalmente en vegetales, pueden ingerir ocasionalmente carne de pescado, pollo o res.

 

Por lo tanto, consumir carne no constituye una transgresión a su modelo de dieta ni una razón para sentir culpa, son más bien iniciativas que se asemejan a prácticas como Meat Free Mondays (Los lunes sin Carne) o VeganBefore 6 (Vegano antes de las seis), esta última creada por el crítico culinario de The New York Times, Mark Bittman.

 

Expertos coinciden en que es una dieta saludable, pues combina los beneficios de los productos de origen vegetal con los nutrientes que nos puede aportar una ingesta esporádica de procedencia animal.

 

De hecho, el flexitarianismo se ha erigido como la dieta del equilibrio, porque no restringe nutrientes como cualquiera de las corrientes del vegetarianismo: veganos, crudiveganos, frugívoros, etc.; por el contrario, da rienda suelta a la variedad de opciones que se tienen para ajustarla a nuestro credo, estilo de vida, preferencias y necesidades físicas.

 

El hecho de que este consumo no sea regular ni habitual, dentro de una dieta mayormente vegetariana, es lo que define a un flexitariano: no es lo que come, sino la frecuencia con lo que lo hace.

 

Entonces, que quede claro: No es flexitariano quien una vez a la semana hace una comida vegetariana o que come poca carne o pescado, sino aquella persona que, siguiendo una dieta vegetariana a diario, hace consumos puntuales de alimentos de procedencia animal.

 

Asimismo, los flexitarianos procuran, aún con más razón, que todos los productos de procedencia animal, tanto carnes como pescados, lácteos o huevos que se incluyan en su dieta sean de origen biológico, tanto por razones nutricionales como por el trato más digno hacia animales que se destinan a la alimentación humana.

 

Ventajas del flexitarianismo:

  • Es una dieta balanceada.
  • Baja en grasas saturadas y colesterol.
  • Alta en nutrientes y fibra.
  • Es cardioprotectora.
  • Puede prevenir determinados tipos de cáncer, como el de colon. Todo esto debido a que los productos de origen vegetal constituyen la base de esta dieta.

 

Además, hay beneficios por los aportes puntuales de ácidos grasos Omega 3 procedentes del pescado, proteínas de alta calidad y vitamina B12 aportada por las carnes.

 

En una reciente nota publicada en el diario #TheEconomist y luego también en @lanacioncom se menciona que este tipo de alimentación podría ser fundamental para la sustentabilidad del planeta Tierra; ya que permitiría reducir el impacto ambiental de las actividades y tecnologías relacionadas con la producción de los alimentos.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *