CONTENIDO


Método COMA

Método COMA

Cambiar hábitos sí es posible

Por Reina Delgado Lander

 

 

Los malos hábitos alimenticios han hecho de esta, una sociedad llena de enfermedades y kilos de más. Sin embargo, debemos tomar conciencia de lo importante que es comer adecuadamente y olvidar algunas formas de alimentarnos que van causando daños progresivos en nuestro organismo.

 

En esta oportunidad, consultamos con la nutricionista Ariana Araujo, creadora del método COMA: Cambio Organizado de la manera de alimentarnos. Ella explica: “Es una metodología creada en función de no eliminar ningún tipo de alimento, sino de buscar cambios de manera progresiva que nos ayudarán a modificar los hábitos de forma permanente, mediante planes de alimentación individualizados y diseñados para cada paciente”.

 

“Esta técnica está sustentada en una plataforma en la cual participamos nutricionistas, psicólogos y médicos, quienes nos reunimos con el fin de evaluar al paciente, trabajar coordinadamente, diagnosticarlo y diseñar el tratamiento nutricional específico, de acuerdo con los resultados de su evaluación”.

 

COMA fue creado en el 2011. Araujo asegura que fueron los mismos pacientes quienes de alguna manera lo bautizaron con ese nombre, pues a medida que iba pasando el tiempo, ellos comentaban que gracias a los especialistas, podían alimentarse de una manera más organizada y por ende, lograr sus metas.

 

¿Cómo se logra cambiar un mal hábito alimenticio?

 

Lo primordial es tener una motivación y luego la disciplina. Si la persona se organiza bien, se puede cambiar, pero es importante querer hacerlo. Hay hábitos que son más fáciles de modificar que otros, sin embargo la mayoría de estos pueden ser corregidos. Lo importante es saber que no hay milagros; no se cambia en 21 días ni en un mes.

 

Pero, ¿cómo iniciar el cambio?

 

Lo ideal es que el paciente escoja un hábito a cambiar, por ejemplo, si la persona toma refrescos todos los días, le animamos a que en vez de tomarlo a diario, lo tome interdiario, luego espaciamos el tiempo y la frecuencia; si toma dos veces al día, bajamos a una vez y así los cambios van siendo progresivos.

 

El método está dirigido a cualquier persona. Lo importante, como en cualquier área de la salud, es realizar una buena historia clínica, que incluya los antecedentes particulares así como familiares y en función de eso se hacen las adaptaciones individuales.

 

Los 3 pilares del Método COMA

 

  1. La inclusión de alimentos: No se restringen, a menos de que haya alguna patología que impida incluir algún alimento.
  2. El disfrute: Si disfrutamos el día a día lo que estamos comiendo, no habrá necesidad de buscar momentos frágiles para salirse de la dieta diaria.
  3. Las celebraciones: Debemos incluir las celebraciones, pues casi todas se desarrollan alrededor de alimentos y son actividades propias del ser humano. Estas también forman parte de COMA, pero siempre con disciplina y organización.

@metodocoma

@metodocomaformen

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *