CONTENIDO


Blanca Alarcón

BLANCA ALARCÓN

“Vencí la Metástasis con mejores hábitos alimenticios”

 

Por Reina Delgado Lander

 

 

Blanca Alarcón lleva más de una década investigando sobre la forma de prevenir, controlar y combatir el cáncer y demás enfermedades, utilizando la nutrición como una valiosa herramienta de curación.

 

Esta valiente colombiana es sobreviviente de cáncer y nos cuenta su historia: “Descubrí que tenía metástasis en los ganglios linfáticos e invasión vascular, debido a un doble cáncer (folicular y papilar) en la glándula tiroides, el cual no fue detectado a tiempo. El tumor había crecido internamente, sin que presentara alguna señal, abultamiento o síntoma, y solo fue descubierto cuando ya estaba avanzado y había hecho mucho daño.

 

Hubo momentos cuando la palabra muerte se atravesaba en mi camino, muchas veces sentía que era difícil o quizá imposible llegar a la meta y me sentaba a llorar. No exagero al decir que sentí la presencia de la muerte muchas veces y entraba en depresión; al sentir que se me hacía un nudo en la garganta y sensación de ahorcamiento cada vez que lloraba, sentía mi muerte mucho más cercana.

 

Entonces comencé a pensar que tenía que autocontrolarme y me fui dando cuenta de que así desaparecía esa sensación tan horrible y me decía que si controlaba el estrés, me sentiría mejor. Así fue como aprendí que si mantenía un estado de ánimo estable, podría prolongar un poco más mi existencia. Fue cuando con todas mis fuerzas y mi fe, le pedí a Dios que me diera cinco años más de vida, para poder sacar a mi hijo adelante y verlo crecer; también le prometí que haría una obra grande para enseñarle a la comunidad a prevenir y a atacar esta enfermedad que se ha ido apoderando del bienestar y la tranquilidad de muchísimas familias en todo el mundo.

 

De ahí en adelante, comencé a organizar mi tiempo para poder aplicarme un tratamiento integral, combinando la medicina tradicional con la alternativa (la cual había estudiado años atrás), a practicar ejercicio físico, ejercicios de respiración para oxigenar el organismo y, lo más importante, a mejorar los hábitos alimenticios y a controlar mis emociones, permaneciendo en un estado de ánimo estable. De esa forma noté cómo me fui sintiendo mejor.

 

Sin embargo, tratándose de una metástasis, es muy frecuente que los anticuerpos antitiroglobulina y la tiroglobulina suban, sin saber cuándo ni por qué, lo que indicaba que la enfermedad estaba activa.

 

Reforcé todos mis hábitos alimenticios, me discipliné con la nutrición, me propuse que la mayoría de lo que consumiera fuera anticancerígeno y orgánico. Estabilicé al 100 % mis emociones, aumenté las terapias alternativas, entre ellas las desintoxicantes e ingerí mucha agua pura de filtro y optimizada, para eliminar mejor las toxinas.

 

Además de reforzar mi alimentación con todos los productos anticancerígenos, alcalinos y más nutritivos, naturales y orgánicos, también incorporé los ácidos grasos esenciales, terapias alternativas, incrementé otros ejercicios, bajé un poco más el consumo de carbohidratos complejos y suspendí totalmente los carbohidratos simples y los alimentos procesados.

 

Pasaron los meses y los resultados comenzaron a manifestarse. Cada tres meses me hacía un control y cada vez los resultados mostraban progresos y a comienzos del año 2016, el endocrinólogo me declaró libre de cáncer.

 

Quise escribir el libro Vencí una metástasis para compartir cómo fue mi relación con la enfermedad, el conocimiento que adquirí, la forma como la superé, mis vivencias actuales, cómo supe de mi diagnóstico, a quién recurrí, qué hice y cómo reaccioné ante el resultado de esta patología, luego de la cirugía”.

 

Los mandamientos de Blanca Alarcón:

  1. Alimentarse sanamente.
  2. Controlar el peso corporal.
  3. Practicar ejercicio.
  4. Exponerse de manera prudente al sol.
  5. No automedicarse.
  6. Ingerir mucha agua.
  7. Visitar al médico sin esperar a estar enfermos.
  8. Evitar el estrés y las emociones mortales.
  9. Practicar una higiene avanzada.
  • Vivir con fe y con propósitos.
  • Aprender a cocinar.
  • Mantenerse bien arreglados porque al mirarse al espejo y verse siempre bien, se sube la autoestima y es más seguro para mantenerse bellos por dentro y por fuera.
  • No renegar ni culpar a otros de lo que les pasa.
  • Entender que las cosas suceden por algo y que no hay mal que por bien no venga.
  • Inculcar en sus hijos, desde pequeños, la importancia de cuidarse para mantener un sistema inmunológico en óptimas condiciones, para así no facilitarle el camino a las enfermedades.

 

Señales: FB: Vencí una metástasis

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *