CONTENIDO


Peras y Manzanas

PERAS Y MANZANAS

La combinación perfecta

 

Por Reina Delgado Lander

 

 

Ambas frutas contienen la dosis exacta para lograr un bienestar orgánico integral. La pera es jugosa, carnosa y gracias a la gran cantidad de nutrientes que posee y su alto contenido de fibra, estimula la digestión, mejora la salud intestinal, protege al organismo de diversas enfermedades, a la vez que mejora también la circulación, el conteo de glóbulos rojos, repara los tejidos y acelera la cicatrización.

 

 

Contiene pocas calorías y una gran diversidad de vitaminas (A, B1, B2, B3, B6, C, E y K), así como ácido fólico, cobre, fósforo, potasio, boro, calcio, hierro, magnesio, manganeso, sodio y azufre, los cuales permiten fortalecer el sistema inmunológico, calmar la tos, la congestión pulmonar, reducir la inflamación, la pérdida de mineral óseo y actuar positivamente en la piel, cabello y ojos.

 

 

Por su parte, la manzana es la segunda fruta más consumida en el mundo, después del cambur o banano, y ha sido cultivada desde la antigüedad, siendo considerada un “superalimento” debido a que posee gran cantidad de vitaminas (C, B1, B2, B9 y E), además de minerales y nutrientes necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

 

 

85% de su composición es agua, lo que le permite aportar beneficios extras a la salud, sin agregados ni procesos. Actualmente existen entre 5 mil y 20 mil variedades de este comestible, distribuidas en las regiones templadas de todo el mundo, de diferentes colores y sabores, aunque no todas son comercializadas.

 

 

Según un viejo proverbio inglés, “Una manzana al día mantiene alejado al médico” y su validez ha resistido el paso del tiempo porque son muchas las bondades que ofrece al organismo esta fruta: es diurética, depurativa y con propiedades anticancerígenas.

 

 

También es antioxidante, lo que le permite eliminar los radicales libres que se depositan en los órganos, mejora la memoria y otras actividades cerebrales, regula los niveles de azúcar en la sangre, quita el mal aliento, combate el insomnio, y facilita la absorción del calcio.

 

 

Fuente: Comstat Rowland.

 

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *